OBITUARIO

       

13 de  junio  2019

Se extingue una gran voz, falleció Martha Meneses

Redacción

El día 01 de diciembre se apagó para siempre una de las voces de Radio Universidad, falleció Martha Guadalupe Meneses Ríos.

Después de luchar durante un tiempo con una enfermedad que le aquejaba, aminorando día a día su salud y que coartó su capacidad de expresarse a través de la voz que por tanto tiempo fue una de sus herramientas principales de trabajo, nuestra compañera universitaria llegó al final de sus días el domingo primero de diciembre

Durante poco más de 40 años Martha se desempeñó como locutora al frente de los micrófonos de la emisora de esta casa de estudios, donde además compartió su conocimiento en la conducción de programas musicales y de noticias, entre otras experiencias en el campo de la comunicación.

Sus últimos horarios al aire fueron los lunes de 13:20 a 17:00 horas; y de martes a viernes de las 17:00 a las 20:40 horas. Pero desde hacía meses la originaria de San Luis Río Colorado estaba incapacitada e inició su proceso de jubilación, pero su deceso hizo que este plan no se concretara.

Martha fue una de las mejores voces de la radio de la alma mater y tenía un gran conocimiento de la música clásica, pero además, fue adicta al rock y a la música pop de los años 60.

Participó además en la conducción y producción de programas radiofónicos musicales, entre ellos, Café bar 70, que se transmitía los jueves por la tarde, y Clásicos del rock…la antología; además, colaboró en la conducción de la revista informativa “Desde la Universidad”, en Canal 8, Televisión Universitaria.

La egresada de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación por la Universidad del Noroeste, plantel donde impartió clases un tiempo, colaboró también en Radio Sonora a través de un programa enfocado en las mujeres.

Le sobreviven hija Fátima Rodríguez Meneses, y sus hermanos Yolanda y el también trabajador de Radio Universidad José Aníbal Meneses Ríos, a quienes las autoridades universitarias, compañeros y amigos desean una pronta resignación ante esta irreparable pérdida.

Con su partida deja gratos recuerdos, muestras de cariño y siempre se le recordará por su calidez, sensibilidad, solidaridad y su gran corazón. Además de ser una persona seria, inteligente y muy formal, aunque divertida y agradable en su charla.

Aunque no en el plano terrenal, que siga brillando tu luz. Hasta siempre, Martha.